Pride and Prejudice and Zombies y Mr. Darcy: I love… i love him

«Eres el amor de mi vida, Elizabeth Bennet»

 

El paradero estaba como siempre: mucha gente corriendo a ver si agarraban asiento en el carro y no sufrir la inclemencia del camino sin sentarse. Yo, en mi mundo, pensaba y sonreía sin parar; mi mente iba a los brazos de Mr. Darcy ( ❤ sí, sí, yo sé que ya canso, pero tengo que decirlo). Seguía divagando…. un mar de ideas, cuando me di cuenta de que ya debía regresar y coger alguna línea.

De verdad estaba hechizada en cuerpo y alma, esperando el carro y volviendo a tierra, recién me daba cuenta de que el pasaje me quedaba justo y yo ni enterada. En realidad, soy mala con los números. No voy a aburrir con mi odisea narrada para llegar a casa, así que vamos con la historia de los zombies… y nuestro Pride and Prejudice.

PrideandPrejudiceandZombies_intl_TRAILER
Imagen: movieclips.com

Entonces nadie podía sacarme de una conversación conmigo misma, un monólogo en el que me preguntaba cómo era posible que hubiese gente que le tuviese tanto encono gratuito a la película. Vamos por partes.

Era la primera vez que podía ver algo de Orgullo y Prejuicio en un lanzamiento oficial, me explico: conocí la obra de Jane Austen por la película de Joe Wright (Pride and Prejudice, 2005), pero siete años después de su estreno; lo mismo con las demás adaptaciones, siempre las disfruté de diferido, incluso la serie web (The Lizzie Bennet Diaries, 2012) la vi dos años después de que salieran todos los capítulos, lo mismo con una de las últimas miniseries referidas como Death Comes To Pemberley (2013), pues para esta esperé a poder tenerla en mis archivos.

Algo genial pasó esta vez: pude asistir al estreno de Pride, Prejudice and Zombies… Y lo primero que dije al salir fue: « ¡Te amo, Fitzwilliam Darcy… Para mí: galán de galanes! ». La verdad es que no me gusta ni enloquece el subgénero «zombie», pero sí la obra de Jane Austen; y creo yo que toda persona que haya leído la novela sentirá siempre mucha curiosidad por algo nuevo que salga y le seguirá esas ganas de saber qué es.

Hace un tiempo leí en el diario «El Comercio» (con motivo de los 200 años de la publicación de la novela) que no pasaban diez años sin que se hiciera alguna producción con respecto a la obra más famosa de Austen; ya sea en el cine, la televisión o la Literatura. Me alegra saber que tal afirmación es muy cierta.

Cuando supe que Seth Grahame-Smith había escrito esta mirada distinta de la historia original, pues no me llamó la atención; ni siquiera mera curiosidad lectora pues los muertos vivientes jamás me han llamado a pasar el rato leyendo sus aventuras. El año pasado, al ver el tráiler de la película… definitivamente me convencí de que tenía que estar primerita en la sala para perderme en la mirada de Mr. Darcy otra vez *-* .

Por cierto, la canción del tráiler me fascina:

Vamos, primero, con la novela

Como para el estreno, en ese entonces, faltaban meses, debía contener mis ansias y me puse a leer la novela de Grahame-Smith, digo, solo así podría dar mi opinión completa. La verdad, no me gustó, se me hizo una burla la mayor parte del tiempo y no fue tanto por los zombies, sino por la tergiversación de los personajes.

Lo que pasa es que, en mi caso, soy una romántica sin remedio y sin bien es cierto que Orgullo y Prejuicio no es un desborde desenfrenado explícito de corazones rotos, es mi novela favorita por todas, todas sus bondades. Creo que he dicho hasta el cansancio que Jane Austen creó al hombre de mis sueños y quien se ha robado para siempre mi corazón, que el amor de Mr. Darcy con Elizabeth Bennet es el cuento de hadas del siglo XIX que las chicas del XXI queremos vivir.

A lo largo de las páginas sentí más que a la novela base se le hizo una cirugía extraña a la que le metieron zombies aquí, zombies allá. Sí, a muchas personas les encantó, gustos son gustos.

En Orgullo, Prejuicio y zombis, Elizabeth es una ninja despiadada, que se come los corazones de los muertos en batalla, que no le creo casi su enamoramiento del orgulloso caballero de Pemberley. Es más, uno de los diálogos finales con su hermana Jane fue incluso grosero.

Con Mr. Darcy y Mr. Bingley la cosa estuvo mejor, pues sus personajes estuvieron más creíbles. Y bueno, debo decir que si hubo algo que me gustó, fue justamente cuando la heroína se encuentra con nuestro amado guerrero en su enorme mansión y este la salva de una inmensa cantidad de innombrables (sí, los zombies).

La película, en sí, no tiene mucho de este libro más que los muertos vivientes perseguidores de cerebros; para mi buena suerte, es una adaptación bastante libre del libro de Seth Grahame-Smith, pues le da un toque más austeniano: tiene bastante orgullo, prejuicios, algo de suspenso, romance, y lucha… y los que ya me cansé de mencionar.

Ahora sí, la película

Sam Riley estuvo perfecto como Mr. Darcy. Una excelente combinación con Lily James. Sí, muchas seguimos bajo el hechizo de Matthew Macfadyen (2005) y/o Colin Firth (1995), pero hay que reconocer que, en esta nueva versión, Sam enamora.

Tal vez se deba a ese aire de melancolía, misterio, aparente frialdad… ¡qué sé yo! A mí me encantó la película. Aquí, una pequeña entrevista a este Mr. Darcy guerrero ❤

Siempre he dicho que mi opinión es la de una admiradora y una comunicadora bastante subjetiva; a veces, esto último quiere anular a su característica anterior.

Creo que el personaje de Mr. Darcy va más allá de buscar un chico con cara bonita, y si vemos a sus adaptaciones más conocidas (hay más, no me peguen, no puedo mencionar a todos, al menos ahora) y mis favoritas en las dos décadas anteriores: tenemos a un Colin Firth que se metió en el papel y nos regaló esas miradas que a una la dejaban preguntándose qué pasó; luego vino Matthew Macfadyen con ese aire y porte magnífico, con toda esa carga emocional que enamora, esos ojazos azules que son de ensueño.

Mr. Darcy
Imagen: tripictures.com

He ahí el punto: Fitzwilliam Darcy es un personaje que exige bastante, es, como vi por ahí, un ícono inglés y ha sido encarnado por actores que han sabido desprender toda esa seducción de un caballero inglés del siglo XIX; con miradas, gestos, palabras de poeta, incluso con sus modales rudos en la mayor parte de la historia… y más. Por ello creo que Sam Riley lo ha hecho genial. Quedo enamorada de su interpretación ( :3 )… Es que esa voz que tiene :p … Awww.

La verdad es que yo no lo conocía (a Sam), a la única que sacaba era a James por su trabajo en Cinderella (2015), e incluso ella no me decía «Elizabeth» al verla en los avances del filme.

Tal vez muchas sí esperábamos con ansias una adaptación tal vez graciosa, pues de terror yo no le veía mucho.

Firts look
No me digan que esas miraditas no lo son todo *-*   /   Imagen: tumblr.com

Nada más de ver a un Mr. Darcy intenso, distante, seguro y al mismo tiempo intentando dominar su corazón, su manera protectora de cuidar a Mr. Blingley, sus escasas sonrisas, el compromiso con su deber. Ahora, el lado guerrero no lo separa de su más pura esencia: aquí ya no es solo un aristócrata que observa a todos y cree que el campo es una sociedad algo reducida en número, modales y movimiento. Aquí es un guerrero dispuesto a perder la vida por los seres que ama. Lo fundamental no ha cambiado, Darcy es un hombre íntegro, con sus errores, prejuicios, orgullo y parquedad. Es un hombre que nos sigue cautivando aunque hayan pasado más de doscientos años y versiones locas y libres de él hayan por doquier.

Los personajes en su laberinto

No sé, creo que ya canso con Mr. Darcy ( 😛 ): este hombre siempre es un encanto, al menos cada vez que los actores hacen un trabajo impecable. Me cautivó la manera de interpretar de Sam Riley; es más, me llama a saber de sus demás trabajos: como actor me fascina.

A nuestra querida heroína aquí, me parece, se le hizo justicia y no se la retrató con en la novela (PPZ), aquí Elizabeth Bennet (Lily James) es una aguerrida luchadora, pero no deja de ser femenina y hacer la par con ese hombre con el que se lleva mal, pero que ama en secreto. He notado que se ha cuidado mucho la conexión entre los personajes principales, una que traspasa la pantalla y creo gustará mucho a los seguidores de esta romántica historia.

20160211_prideandprejudice_cathay-keris
Elizabeth en el campo de batalla  /  Imagen: asiaone.com
Elizabeth
D:   /  Imagen: moviemovie.com.tw

Uno de los puntos a favor es esa escena luego de la primera proposición, pues la pelea que sostiene con Mr. Darcy es un caso total (Ja, ja). Más por la tensión sexual entre ambos, porque ella le tenía ganas… ganas de golpearlo por su comportamiento con Jane, con Mr. Wickham y con ella misma.

tumblr_o1drmzE2oM1qijnxzo1_500
Imagen: tumblr.com

Sentí un creíble ambiente familiar entre las hermanitas Bennet, como –en medio de su entrenamiento y peleas– se podía respirar ese cariño fraternal. Claro que las que resaltan son las dos mayores, pues de las otras tres, solo vi un poco más a Lydia por motivo de su secuestro.

Las hermanas Bennet
Imagen: moviemovie.com.tw

Jane Bennet (Bella Heathcote) sigue siendo la hermanita perfecta: dulce, amable y cariñosa. Guerrera tanto como sus hermanas, pero que se persigna cada vez que asesina a los servidores del mal. Que por cierto, creo no son lo mejor de la película, pues por ratos me sacaban de mis casillas con cosas raras como el diálogo (se supone que apenas y chillan, ¿cómo es que aquí hablan casi fluidamente?). Si hubo gente que fue a verla por saltar de sus sillas del miedo, me temo se llevaron una decepción.

Bueno, seguimos con nuestro guapo Mr. Bingley (Douglas Booth): absolutamente tierno y adorable. Pareja perfecta para la mayor de las Bennet. Bastante acertado presentarlo como el chico algo indeciso, ahora también a la hora de dar muerte a los zombies, pero que con ayuda de su fiel amigo, también combatirá. Todos sabemos que la pareja Jane & Charles siempre gusta y termina siendo la que une también a los testarudos Lizzie & Mr. Darcy.

Sam Riley;Douglas Booth
Sam Riley and Douglas Booth in Screen Gems’ PRIDE AND PREJUDICE AND ZOMBIES.

Ahhh… Y cómo no mencionar al primo Mr. Collins, aquí interpretado por Matt Smith, que en esta adaptación no es desagradable, sino más bien el chévere y gracioso. De verdad me sacó muchas carcajadas con sus ocurrencias. Es el Collins que más me gusta hasta ahora; claro que los productores se han tomado varias licencias con su personaje, pero ­–en lo personal– no molesta. Es él quien coloca el toque cómico en medio de la lucha por la supervivencia y los enredos amorosos.

pride-prejudice-zombies-002
Imagen: SONY PICTURES

Y claro, cómo olvidar al villano y piedra en el zapato de Darcy: Wickham. Jack Huston nos entrega a un George que (como siempre) parece bueno, pero en realidad está tramando venganza a coste de la vida de los otros. Aquí es el líder de los innombrables, es él quien les abrirá las puertas para exterminar a los pocos que quedan… es quien quiere acabar con la felicidad de su archienemigo.

Y vuelvo a ti

Me parece, es obvio, que lo que más me gusta de Orgullo y Prejuicio es la historia de amor: Darcy y Elizabeth son esa pareja perfecta que se complementa y eso hace que los amemos y suframos con ellos. En esta versión alternativa y algo volada (bueno, bien volada), han cuidado que los modales sigan siendo de la época de regencia, el papel de la mujer aquí sigue siendo el de luchar también contra el molde de la sociedad… las hermanas Bennet no se quedarán sentadas para ser salvadas. La misma Elizabeth se convierte en la heroína del orgulloso amo de Pemberley.

marcusgohmarcusgoh-prideandprejudiceandzombiesreview-3
Imagen: yahoo.com

El vestuario quedó impecable… sí, también el que se usa para el combate. Un ejemplo claro es que Riley siempre lleva los tonos oscuros, con una chaqueta (así se llama, creo) larga negra que le da todavía más ese aire de misterio y aparente frialdad, con las botas y el peinado, despeinado.

Otro punto es Lizzie, pues en el baile de Meryton, ella es la única de sus hermanas que lleva el vestido en azul mientras que las demás los tienen en tonos pasteles claros; lo mismo para la velada en Netherfield, pues ella luce un vestido guinda que la hace resaltar en medio del glamour claro predominante.

pride-prejudice-zombies (2)
Imagen: independent.co.uk

Pride and Prejudice and Zombies es una buena película si amas el romance, la tensión entre sus protagonistas, ese no saber si ella al final corresponderá al afecto apasionado de él. Sam Riley me fascinó, actuó súper bien, su voz atrapa, envuelve… creo que mucho más que todo en él. Su voz es tan, tan… tan no sé (ya mencioné arriba mi parcialidad y subjetividad, creo).

Leí por ahí en Youtube un comentario interesante: «Yo no me cansaría de estar luchando con él todo el día». Ninguna que se haya enamorado de él como Mr. Darcy, creo yo, desecharía la idea de pasarse un buen rato peleando. Ja, ja.

Vería la película otra vez solo para perderme en esa melancolía, en esos ojos… en esos besos.

04
Boda doble *-*    /  Imagen: cafecomfilme.com.br

A todo esto, ese final me dejó con ganas de una secuela… Ok. Debo volver a perderme en la mirada de Mr. Darcy ❤

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s