Volver, volver… a tus brazos otra vez

Sigues apareciendo con esos ojos negros, como noche de escritoras contando historias de amores no correspondidos… sí, esos que se disfrazan y delatan en poemas y canciones.

Resulta que se vino un febrero peculiar. Con sus 29 días pinta curioso… con versos tallados y letritas raras.

Siento que hace décadas no escribo ni le digo «Hola» a mis blogs, bueno, he decidido volver, como dice la canción «Y volver, volver, volver… a tus brazos otra vez». No quise hace un «Post de fin de año» y tampoco me sentí inspirada para uno saludando al 2016, pero… ahí vamos.

Hace rato, en realidad, mucho rato que no hablo de mí, ¿será motivo? Hoy me sentí con ganas de hacerlo, tal vez traiga suerte 🙂 . Estoy contenta con las bendiciones, una vez escuché que se debía agradecer por todo: lo bueno, lo malo. Aparte de recordar que siempre nuestros asuntos se pueden poner peor.

Esta canción me está fascinando demasiado… Típico de mí.

Hace poco encontré esta preciosa pieza musical, un total deleite para las/los que gustamos de las melodías turcas:

La verdad es que tengo unos versos extraños, tengo cartas inconclusas, sueños e historias que no podré protagonizar ahora ni no sé cuándo, pero tengo fe y esperanza… aunque, como dijo mi querida Elizabeth Bennet una vez: «Mientras más conozco el mundo, más me desagrada…». No todo es tan trágico, solo que a veces dan ganas de pensar así. Me explico: siempre he sabido (y nos inculcan también) que existe gente buena, mala y los que van matizados… Si hay algo de lo que puedo dar total fe es que existen en realidad personas amables, ángeles, esos que parecen luces en la tierra para que los que los veamos podamos distinguirlos y valorarlos y están los otros.

Pero cierto también es que nada puede ser blanco y negro… que los matices abundan y de eso podemos dar testimonio todos. Y claro, ya yendo a lo más alegrón, empezaré con algunos títulos entre series, dibujos animados y anime.

¿POR QUÉ NO PODEMOS ESTAR JUNTOS?

Sissi & Franz

La niñez es la etapa que a muchos nos sacan lágrimas ya sea por lo chévere, inocente y travieso… o por lo que sea. Así que decidí retomar a un dibujo animado que esperaba terminaran de subtitularlo pues el doblaje en español no estaba. Me refiero a Princess Sissi, serie animada lanzada en 1997 y que tuve la oportunidad de ver tal vez alrededor del 2000 o 2001. Siempre recordé la historia porque no pude seguir viéndola, ahora sé que la dejaron de transmitir por la razón explicada arriba.

La historia se inspira en la de Isabel (Elizabeth) de Baviera, cuya vida también fuera llevada al cine en 1955, 1956 y 1957. Bueno, la producción a la que hago referencia me fascinó en mis épocas de sueños románticos, sí… esos de la chica que se enamora del príncipe que para buena suerte es un dechado de virtudes. Humm… creo que sigo pensando en esa línea. Ya. El asunto es que la pareja pasa un sinfín de dificultades para poder vivir su amor; desde una rival que se lleva de maravillas con la «suegra», que por cierto, es una pesadilla para Sissi.

Siempre me gustó la parte visual de la serie, no sé, se me hacía muy distinta a las otras. La historia me atrapó y bueno, ahora que está online… estoy lista para embarcarme en la aventura en lo que tiempo me permita.

Aquí pueden verla online, muchas gracias a las personas que la han subtitulado para que muchas más pueden disfrutar de esta historia 🙂 : https://www.viki.mx/tv/21939c-princess-sissi

ENTRE ROSAS

Lady Oscar

Tengo un anime que dejé de ver también hace años, se trata de una trama con más drama y con una imagen icónica: la de una mujer enredada entre espinas de rosas, como lista para un sacrificio o sufriendo el castigo, hablo de Lady Óscar… y creo que su intro aún resuena en mis oídos como uno de los más tristes; los que lo recuerden me entenderán. Tengo que terminar muchas cosas estos meses, pero de ley retomaré el anime y a llorar.

En mi mente hallaba poco, pero lo esencial sigue diciéndome que la protagonista se la pasa entre el deber con sus ideales políticos, la lucha con su conciencia, el desamor, la amistad y la guerra. Situada en la época de la gesta de la Revolución francesa, Lady Óscar es una mujer que se hace pasar por varón para desempeñarse como protectora de la entonces princesa María Antonieta. Recuerdo al fiel amigo André que se enamora de la valiente y aguerrida protagonista y de cómo ambos se ayudaban para proteger la identidad de la joven. Y bueno, ahí van otro litro de lágrimas… es que solo el intro tiene un poema por canción, una belleza punzante, como las rosas, justamente.

SIEMPRE UN PINCEL PUEDE SALVARTE

Penny Crayon

Antes de que me deslumbrara la vida de Rapunzel, la chica pintora heroína ya era para mí Penny Crayon. En serio quería tanto tener ese lápiz con el que podía traer a la realidad cualquier cosa… desde un hermoso ramo de rosas al mismo Shakespeare.

Tengo fresca la imagen de cuando se hizo un vestido… yo misma decía que si alguna vez me dedicase a la pintura, desearía que mis sueños plasmados pudieran venirse para el mundo del más acá. Ja, ja… y claro que un lindo vestido rosado estaba en la lista 🙂

No sé, cuando una es niña cree que los colores pueden ser tocables, sí, a lo que ahora llamamos conceptos, en mi mente podían ser tan touche como mi celular. En fin. Yo sigo con mis ideas artísticas 😛

LA HORA DEL ALMUERZO

Yo no me llamo Natacha

Y bueno, para terminar con la tele, me vi la primera temporada de Yo no me llamo Natacha 😛 . Recordaba que la actuación de Óscar López Arias era lo que más me gustaba, pero no que Maricarmen era una protagonista tan graciosa. Una teleserie bastante entretenida, con contenido adecuado para su horario (casi, casi) y con harto humor local.

Tal vez algunas actuaciones algo disforzadas, pero en general es bastante buena para disfrutar y desestrezarse. Me quedo con la canción de Marco y Natasha: «Ya no te quiero».

Y bien, ¿a poco el final de la serie no fue de lo más chévere? 🙂

LIBROS, LIBROS

anne-of-green-gables-paperbacks

Tengo libros en cola… Sí, sí, misma impresora de Fotocopiadora de Letras. Tengo Anne of Green Gables para leerla en PDF, pero me resisto aún.

De ahí se resintió Persuasión de Jane Austen, sí, que también está en formato digital… Ahhh. Hice mi listita de obras clásicas a leer para este año, si no las leo no me querrán y ya no quiero más líos con el amor no correspondido, así que haré méritos.

Y luego me entró el gusto por Orgullo y Prejuicio y zombies, sí, novela escrita en base a la de Jane Austen. Sucede lo siguiente: parece que la película no se estrenará en Perú, así que yo tendré que verla online. Me dijeron que la obra está entretenida… será.

Además, no puedo dejar de mencionar que si bien no me convencía que a una obra clásica le pusieran… zombies… la película me llama y es en realidad una pena que no esté en nuestras salas (de ser el caso, claro). Así que esperaré para verla frente al monitor (se va a un rincón, pero no llora).

Sí, yo sé que mis letras están algo rayadas, pero así soy yo 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s